Estrategia y Negocios Digitales

La digitalización está alterando fundamentalmente la naturaleza de la competencia empresarial. Pero que pueden hacer los empresarios para evitar que su empresa quede eliminada en la competencia digital?

Empresas en estado de incubación o crecimiento enfrentan decisiones críticas cuando se trata de abordar la digitalización. Los siguientes argumentos embarcan desde lo más fundamental hasta las más sofisticadas ideas para que empresarios se sensibilicen de lo que es es manejar estrategias y negocios digitales. Incluso para los que piensan que lo han hecho todo bien. Esto lo digo por que la digitalización está desdibujando las líneas entre sectores, colocando nuevas demandas tanto en la gestión y la estrategia de la organización.

Las empresas tienen que tomar decisiones claves en torno a la forma en que van a abordar negocios digitales. La primera es: ¿Que negocios son aptos para canales digitales?

Es cierto que las empresas han estado utilizando la tecnología del Internet durante muchas décadas. Pero algunas cosas han cambiado. En primer lugar, las expectativas de los clientes son hoy muy diferente que hace un par de años. Nuestras fuentes informan que alrededor del 80 por ciento de los compradores investigó en Internet antes de que ese cliente busque una tienda en su región. De hecho, no solo en Europa y en Estados Unidos los clientes prefieren realizar compras en línea. En Latinoamérica los cambios en los hábitos de compra muestran rasgos muy similares.

La segunda cosa que ha cambiado es el costo de soluciones digitales de alta gama. Tiempo atrás habría sido muy caro, y un largo proceso, entregar una solución tecnológica de gran funcionalidad que los clientes de verdad cataloguen como algo novedoso o útil. Eso ya no es el caso ya que muchas veces se puede en pocas semanas o meses implantar negocios digitales a precios moderados. La tecnología actual permite invertir más tiempo en estrategia y modelo de negocio digital y la vez ahorrar dinero. Es un asunto de dedicación, planeamiento y saber escoger las tecnologías adecuadas para cada tipo de negocio.

Las condiciones actuales han cambiando fundamentalmente el panorama de la competencia en muchos sectores. Por ejemplo estamos viendo que los bancos se meten en el negocio de viajes en algunos países. Estamos viendo que los agentes de viajes se meten en el negocio de seguros. Estamos viendo que los minoristas entran en el negocio de los medios de comunicación. Así que el competidor convencional viendolo por campos no es lo que solía ser.

Una cosa que permite lo digital es lo que yo llamo “plug and play dinámica” o sea que a las compañías pueden atacar áreas específicas de la cadena de valor en lugar de tener que poseer todo el mercado. Esto es debido a que los negocios digitales permiten diferentes servicios a mejores condiciones: más rápidos y baratos.

Cómo piensan los lideres y ganadores en estrategias y negocios digitales?

Ganadores en estrategias digitales piensan en términos universales y cultivan una cultura de la colaboración. En algunos casos, esto puede incluir la colaboración con las empresas que se han considerado históricamente como la competencia. Un tipo de colaboración común se puede decir de las empresas que comparten los datos de los usuarios del Internet.

Líderes implantan estrategias y negocios digitales con una escala adecuada de inversiones en infraestructura digital. Es muy difícil mantenerse al día con el ritmo de la evolución en el mundo digital. La clave se puede resumir a una infraestructura de comunicación en linea flexible (TI), con la que se pueda conectar y promocionar productos y servicios de otros sitios web. Esto requiere de cierta renovación, reestructuración e incluso de una completa transformación para muchas empresas. Se requiere de una estrategia digital integral. En este video podemos materializar uno de los puntos claves a los que nos referimos: El Marketing Digital

La toma de decisiones clave en estrategia y negocios digitales

Una decisión clave en torno a una estrategia y negocios digitales es decidirse por atacar o defender. Para muchas empresas que tienen en un negocio de alto margen, puede ser difícil imaginarse la necesidad de establecer a bajo costo una propuesta innovadora para sus clientes. Pues ya una estrategia fuera de foco puede destruir lo alcanzado y provocar el disgusto de los clientes. Por otro lado estancarse en estructuras por razones de tradición durante demasiado tiempo le sede el campo a los atacantes agresivos en el mercado. Esto también puede conducir a un problema si los competidores son suficientemente atractivos para los clientes o pueden brindar una oferta con una base de costos más bajos. Así que las empresas tienen que pensar cuidadosamente acerca de un justo equilibrio de ataque y defensa.

La importancia de entender el valor de un estrategia digital

Hay muchas expectativas en torno a la estrategia y negocios digitales. El reto esta en no dejarse distraer y sacarle provecho a el potencial del hype  que en muchas industrias existe. Por ejemplo la entrada a bajo costo en nuevos mercados a través de sitios web modernos. Pero también hay amenazas que provienen de la política de precios que se aplica y que requiere un conocimiento de los márgenes de inversión. La comprensión de la importancia relativa de esas oportunidades y amenazas es una buena manera de calcular la cantidad de inversión. Además hay que desarrollar una cierta afinidad a los conceptos digitales y “naveger” a la velocidad de las tendencias y avances de este mundo digital.

Los empresas o modelos de negocios tradicionales tienen puntos fuertes en frente a los nuevos atacantes digitales.

Tienen, por ejemplo, una base de clientes! Tienen una marca. Y tienen datos. El truco, sin embargo, es asegurarse de que todos esos activos se aprovechan al máximo y se utilizan igual de bien en el mundo digital. Por ejemplo, asegurándose de que los datos si se estén utilizado de manera efectiva para su interpretación adecuada en el proceso de la comercialización que ofrecen los medios digitales.

Decisiones que impulsan y mantienen

Muchos CEOs o dirigentes de un negocio se han decidido por una transformación digital planeada y desarrollada por sí mismos. Eso es particularmente notorio en los sectores que están siendo fuertemente influenciados por la ola de las Starts ups o emprendedores digitales. Este entorno es por lo general una situación de vida o muerte. Los nuevos empresarios representan una amenaza muy grande para los propietarios de negocios establecidos. Pues los emprendedores abarcan los mercados fácilmente por los medios digitales. Pero esto genera a su vez una gran competencia entre los nuevos atacantes.

La otra razón por la cual los CEOs y los dueños de una empresa a menudo tienen que participar personalmente en la estrategia y negocios digitales así no lo hayan planeado es porque los avances y tecnológicos tienen impacto en distintas funciones y estructuras de en una organización. Es muy difícil de delegar a una persona para que con su trabajo la hora de tomar decisiones fundamentales la cosa sea más fácil. El verdadero reto es poder dominar las nuevas tecnologías y al mismo tiempo una agenda copada de tareas administrativas.

Es la solución delegar la agenda digital a un director (de Información) digital: CIO vs. CEO?

Eso puede ser muy eficaz. Pero tiene sus desafíos. Pues en la práctica puede ser difícil para un director digital tener suficiente influencia para hacer los cambios que se necesitan a través de toda la organización. Para dar un ejemplo: un banco que quiere crear una experiencia perfecta para el cliente necesita cambiar de marketing, necesita hacer cambios a los productos: Para eso es necesario realizar cambios en la distribución, y es necesario realizar cambios en las operaciones y en la tecnología.  En este caso se pueden complicar las cosas si un director digital (CIO) no tiene el mandato o el impacto suficiente a través de todas esas funciones.

En ciertos sectores es fácil para el director general de delegar la agenda digital. Por ejemplo, en una empresa que produce o vende productos al consumidor final ya que menudo el principal impacto de la tecnología digital está en la función de marketing. Por lo tanto, puede tener sentido para el director de marketing de tomar el control de la agenda digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *